Ministra dio detalles del alcance del crédito de USD 30 millones en Diputados

24/ 08/ 2016 13:08:32

La ministra de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), Soledad Núñez, se reunió esta mañana con la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, presidida por el diputado Mario Cáceres. En la ocasión, la secretaria de Estado tuvo la oportunidad de dar detalles del alcance del proyecto de ley “Que aprueba el contrato de préstamo N°3538/OC-PR por un monto de hasta treinta millones de dólares de los Estados Unidos de América, suscrito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el financiamiento del programa de mejoramiento de vivienda y el hábitat”.

La alta funcionaria aclaró que el objetivo que busca el Gobierno Nacional con este préstamo es cambiar el rostro de la ciudad de Asunción con un mejoramiento integral del barrio Chacarita pero sobre todo mejorar la calidad de vida de los habitantes. Con la aprobación del proyecto de ley se pretende integrar el barrio a la ciudad tanto física como socialmente. Parte de estos recursos serán invertidos en infraestructura como alcantarillado sanitario, mejoramiento de viviendas, construcción de parques lineales, redes de electricidad, según explicó la ministra.

Núñez sostuvo que se está realizando un trabajo social con las familias que potenciales beneficiarias, pero aguardan la aprobación del proyecto para intensificar el proceso.

Otro componente con el que cuenta el proyecto tiene que ver con el déficit habitacional cualitativo que servirá para dar respuesta a familias que con mucho esfuerzo pudieron construirse una casita a lo largo de los años, pero que esas viviendas aún necesitan ser mejoradas o ampliadas para cumplir con los estándares de una vivienda adecuada, de acuerdo con las declaraciones de la Soledad Núñez. Este componente está enfocado al área metropolitana de Asunción.

Por último, la ministra Soledad Núñez, comentó que creen que el proyecto será aprobado puesto que pudo observar posturas positivas por parte de los legisladores. La intención es que el proyecto sea ejecutado en cuatro años.